martes, 30 de octubre de 2012

Villarreal de los Infantes y sus espléndidos templos

 Villarreal de los Infantes cuenta con el precioso santuario dedicado a San Pascual Bailón, que es Templo Eucarístico Nacional. Tanto el primitivo templo como el cuerpo incorrupto del santo fueron destruidos durante la Guerra Civil por las milicias del Frente Popular.

 A las 6 de la tarde del sábado pudimos rezar el Santo Rosario, ante el Santísimo, expuesto. Luego la Santa Misa y al final la Bendición con el Santísimo. Unas 100 personas y la comunidad de Clarisas.
 Maqueta de la Basílica. Las dos torres de la basílica albergan 84 campanas cuyo bronce suma un peso total de 19,6 toneladas, 12 de las cuales son de volteo en la torre Este y el resto forman el carrillón de 72 campanas situado en la torre Oeste. Una de ellas es la campana de volteo más grande del mundo.
  En el centro de la Capilla destaca el sarcófago, de granito oscuro, sobre el que descansa la imagen yacente de San Pascual Baylón, de plata, inspirada en su cuerpo incorrupto, obra de Llorens Poy. Detrás se halla la celda donde murió, integrada en un retablo de 14 metros de cincuenta figuras que lo componen, esculpidas en alto relieve, representan escenas y personajes relacionados con San Pascual y la Eucaristía. Los escudos de Carlos II y Juan Carlos I, en la predela, simbolizan el Patronato Real.
 Una estatua recuerda al Santo en la plaza de su mismo nombre, ante la Basílica. Es Patrono del pueblo y de la diócesis.
 El atardecer da un melancólico aspecto a la gran basílica, vista desde un lateral.
 Capilla dedicada a la Mare de Deu.
 Y la monumental Iglesia Arciprestal de San Jaime.
Unas 300 personas en la Misa de las 7,30 de la tarde del sábado.
  Monumental iglesia, la mayor de su categoría en España, dedicada al apóstol San Jaime, antiguo patrón del pueblo, fue construida entre 1752 y 1779. Su planta, de tradición barroca, está revestida de ornamentación neoclásica. Consta de tres amplias naves de igual altura, lo mismo que el crucero y el ábside. Las capillas laterales, situadas entre los contrafuertes, se cubren con bóveda de arista y las naves con bóveda de cañón. En el cruce de los ejes principales se alza una cúpula sobre tambor. El campanario octogonal de su fachada principal fue erigido en 1682, todavía en la plazuela de la antigua iglesia medieval. La ornamentación de las pechinas de la cúpula con temas del martirio de Santiago es obra del pintor José Vergara de finales del siglo XVIII, quien hizo también los frescos de la capilla de la Comunión. En noviembre de 2007 la iglesia se cerró al culto, debido a una intensa restauración, tras la cual en 2008 acogió la muestra de arte religioso "La luz de las imágenes".

No hay comentarios: